Psicodrama

“Un procedimiento verdaderamente terapéutico no puede tener menos objetivo que el conjunto de la humanidad. Pero no se puede prescribir ninguna terapia adecuada mientras la humanidad no sea una unidad de alguna manera y mientras su organización siga siendo desconocida”

Jacobo Levi Moreno
en libro show and tell psychodrama, de karen carnabucci

La psique en acción. El psicodrama nos permite explorar nuestros mundos interiores y exteriores en la acción escénica. Se realiza en grupo, pero hay adaptaciones para trabajar individualmente, mínimamente en duos, porque requiere la presencia de otro.

Psicodrama Arquetipal o Jungiano:
Abre un espacio sagrado, se desarrolla como una suerte de rito donde se permite la emergencia de lo intrapsíquico del protagonista (analizante) a través de símbolos, para minimizar las proyecciones transferenciales al servicio de una Tele y Eros genuinos (conexión, espontaneidad).

Jung sostiene que la técnica de la personificación proporciona un medio psicoterapéutico por el cual el ego puede liberarse de ser poseído por un complejo inconsciente. Personificar significa «atribuir una naturaleza personal a una abstracción dándole forma humana», «encarnar una cualidad abstracta», «dotar de forma corporal a un espíritu».

Taylor and francis
en libro jung and moreno

La dinámica del psicodrama permite a las personas participantes a entrar y salir del espacio psicodramático, desde el caldeamiento inicial hasta el inicio de la etapa de acción, para luego completar el proceso a través de las diferentes capas del compartir, de modo que se pueda retornar al momento presente.